Participé en la evaluación de la cubierta del edificio de Casa Grande, en el Real Cortijo de San Isidro, en Aranjuez. En este proyecto tuve la suerte de colaborar con los que, para mí, son una referencia en el mundo de la madera a nivel nacional e internacional, el Grupo de Investigación “Construcción con Madera” de la Universidad Politécnica de Madrid.

Rotura detectada en uno de los pares, en la unión con el nudillo

Rotura detectada en uno de los pares, en la unión con el nudillo

En este trabajo profundicé en el uso de Técnicas No Destructivas (TND) para la evaluación de las estructuras de madera, así como en la inspección y la peritación de las mismas.

Lectura con xilohigrómetro resistivo

Lectura con xilohigrómetro resistivo

Algunos de las equipos que empleamos en este estudio fueron un xilohigrómetro resistivo para estimar la humedad de las diferentes piezas de madera y detectar/verificar posibles puntos donde hay una mayor humedad. Un equipo Fakopp de medición de onda para detectar posibles daños y estimar distintas propiedades de la madera. También empleamos un Pilodyn con fines similares al equipo anterior.

De esta colaboración posteriormente surgió un artículo que se presentó en el congreso “18th International Nondestructive Testing and Evaluation of Wood Symposium Madison, Wisconsin, USA”. Aquí podéis consultar el artículo “Structural assessment of the timber structure of the Casa Grande building in the Real Cortijo de San Isidro, Aranjuez, Madrid (Spain).” pp. 233–244